Historia

papagos

El ser humano ha vivido en esta región del corazón del Desierto Sonorense por mas de trece mil años y existe evidencia de que ya habían pasado por aquí hace mas de cuarenta mil años. (Hayden).

Existe una separación de las culturas en la Era antes del uso de la cerámica: los Malpaís, después los San Dieguito y después los Amargosa fase 1 y posteriormente los Amargosa fase 2, éstos últimos donde actualmente es el desierto de California y Nevada.

Después nacerían otras culturas prehistóricas llamadas “Pueblo Ancestral” hacia el norte y al este de ésta región árida, donde se utilizó el adobe para construir grandes pueblos; también se les conoce como la cultura Anasazi, Patayan, Hohokam y Mogollón.

Es muy difícil clasificar las culturas basándose en cerámica, pues comer-cializaban entre si, se casaban unos con otros, cambiaban de locación o migraban. Los Hohokam, Anasazi y Mogollón, así como los Tohono O’odham, Hopi, Zuni, Sobaipuris, Pimas y otros de la región tenían una compleja red de lazos culturales y lingüísticos.

El otro acontecimiento que perturbó el estilo de vida de los habitantes de la región del Corazón del Desierto de Sonora, fue la llegada en 1540 de los primeros europeos; que introdujeron nuevas tecnologías, nuevos lenguajes, estructura social, cultivos, ganado, cultura y enfermedades.

Cuando llegaron los europeos alrededor de 1540, trataron de distinguir e identificar a la gente que se encontraban. Exploradores, soldados, misioneros y demás juntaron grupos distintos que compartían territorios, lenguajes, características físicas y cultura similar: Pápago de la Arena o Areneños a los de la región de El Pinacate y Cabeza Prieta; Pápagos hacia el éste del Río Sonoyta y Organ Pipe; a los del Río Colorado Cucapáh, Pai-Pai y Yuma, y Maricopa a los del Río Gila.

Las lenguas modernas de las culturas de Yuma como los Cucapáh, Quechans, Pai-Pai y otros, son descendientes de la cultura Patayan; las lenguas modernas Pima, Tohono O’odham, Hia C’ed O’odham, Akimel O’odham, Sobaipuris son descendientes de la lengua Hohokam.

Después de la Guerra entre México y Estados Unidos en 1848, mucho territorio le correspondió a Estados Unidos, y muchas tribus fueron forzadas a territorios mucho menores. De esta manera fueron perdiendo acceso a recursos tradicionales y sitios ancestrales y fueron adoptando la economía y cultura de México o Estados Unidos.

Los Hia C’ed O’odham o Areneños, tuvieron menor población pero mayor territorio, con mas carencia de recursos y terrenos mas áridos. Vivian al oeste de lo que actualmente se conoce como Organ Pipe y Goldwater Range, Cabeza Prieta, Pinacate, Alto Golfo de California, hasta el este del Río Colorado.

Se les conoce también como Pápago de la Arena o Pinacateños Areneños. Son de la misma familia que los Tohono O’odham (Gente del Desierto) y los Akimel O’odham, (Gente del Río). A su territorio se le conocía como “Papaguería del Oeste”.

Las familias de los Hia C’ed O’odham eran altamente móviles, se especializaban en la cacería y la recolección. Algunos tenían sus cultivos de maíz, calabaza y frijol. Viajaban al delta del Río Colorado por carrizo con el que fabricaban flechas, arcos y otros instrumentos.

Aunque eran considerable-mente móviles, no fueron nómadas. Planeaban muy bien sus viajes para aprovechar al máximo los medios naturales, tomando en cuenta las estaciones del año y el ciclo de los mismos recursos.

Algunas residencias permanentes fueron Quitobaquito y Ajo; cultivaban temporalmente en el Suvuk, aquí en El Pinacate y otros lugares apropiados. Historias de la creación toman lugar en la sierra de El Pinacate. Llegaron a viajar hasta las Montañas Kofa al norte de Yuma en Arizona y en Sonora hasta Hermosillo.

En la actualidad, la comunidad Hia C’ed O’odham vive a los alrededores de El Pinacate, como en Caborca, Gilabend, Ajo, Phoenix y pueblos entre medio. Los Hia C’ed O’odham no tienen una reservación propia, ya que en los tratados “Pápago Land Claims” de 1968 fueron incluidos en la Nación Tohono O’odham; algunos administradores creían que la cultura se había extinguido. Se ha estado trabajando para crear una reservación cerca de Ajo.